Jugando a los poemas


http://juanaigarreta.files.wordpress.com/2009/02/imgp0132.jpg













3



4
11

12



13
14




153










Imgp3610






















numero-5-01


La margarita y la rosa

Cerca de una alambrada,
que rodeaba un lujoso jardín,
una humilde margarita
vino a nacer en abril.

Contemplaba todos los días
aquel exuberante vergel,
envidiando a todas las flores
que habían crecido en él.

Sobre todo, entre las flores,
llamaba más su atención
una gran rosa amarilla
por su tamaño y color.

¿Por qué no seré yo rosa,
en lugar de ser margarita?
¡Cuánto daría por ser grande
en lugar de ser tan chiquita!

Un día muy de mañana,
en cuanto los ojos abrió,
se volvió hacia la rosa,
pero a la rosa no halló.

Alguien prendado quedó
de aquella flor llamativa
y con afiladas tijeras cortó
la hermosa rosa amarilla.

Nuestra amiga margarita
a ninguna flor ya envidió
y con el tallito encorvado
al fin de la primavera llegó.




RIMAS CON MIGA

La noche y el silencio 

nunca suelen reñir,

 ella no ve lo que pasa,

  él no lo puede decir.

 

 La risa y la sonrisa

      tienen el nombre cambiado,

      la que tiene el son no suena,

      la que no lo tiene atruena.


Libertad y Libertino

no hacen buena pareja,

ella anda suelta en la calle,

él casi siempre entre rejas.

 

Los sentimientos son las semillas

y el corazón el semillero,

que no crezcan malas hierbas

es cosa del jardinero.







No hay comentarios:

Publicar un comentario